Costillas de cerdo asadas con costra y salsa BBQ casera

Ingredientes:
2kg Costilla de Cerdo carnuda

Para las costillas:
2 Cucharadas de Pimentón
1 Cucharadita de Ajo deshidratado
2 Cucharadas de Cebolla deshidratada
3 Cucharadas de Azúcar
2 Cucharaditas de Comino molido
1 Cucharadita rasa de Guindilla en polvo
2 Cucharaditas de Pimienta negra molida
4 Cucharadas de Salsa de soja
1 Cucharadita de Mostaza (de perrito)
6 Cucharadas de Vino blanco

Para la Salsa:
100ml Vinagre de manzana
145g de Ketchup
2 Cucharadas de Pimentón
1 Cucharadita rasa de Guindilla en polvo
5 Cucharadas de Azúcar
6 Cucharadas de Salsa de Soja

Preparación:
De víspera aliñaremos las costillas. Las cortaremos en trozos de unos 20cm, para manejarlas mejor durante todo el proceso. Le quitaremos un poco de la grasa externa para que cojan mejor el aliño.

En un bol mezclaremos: 2 cucharadas de Pimentón, 2 cucharadas de cebolla deshidratada, 1 cucharada de ajo deshidratado, 3 cucharadas de azúcar, 2 cucharadas de comino, 1 cucharadita rasa de guindilla en polvo y 2 cucharaditas de pimienta negra. Removeremos y seguiremos añadiendo 1 cucharada de mostaza, 6 cucharadas de vino blanco y 4 cucharadas de salsa de soja. Removeremos hasta que se haga una pasta.

Con esta mezcla untaremos los trozos de costilla. Yo suelo ponerme unos guantes desechables para facilitarme la labor. Las pondremos en un bol tapado con film y las dejaremos reposar toda la noche en el frigorífico.

Al día siguiente, en una sartén untada de aceite, las asaremos a fuego fuerte hasta que se doren. Las iremos reservando en un plato.

Con la carne templada, liaremos cada trozo de costilla con papel aluminio (como un paquete) 2 veces. Los pondremos en la olla rápida cubiertos de agua y los cocinaremos 45 minutos. Es importante que queden bien cerrados para que el agua no penetre.

Cuando estén cocinados sacaremos los paquetes y los dejaremos templar en una fuente . Entonces los abriremos y el jugo de carne que haya dentro, lo verteremos en un bol para aprovecharlo. Reservaremos.

Con las manos untaremos de aceite «con cuidado» cada trozo de carne. Le pondremos un poco de sal por encima. Los iremos colocando en una fuente de horno «sin amontonar». Introduciremos en el horno precalentado a 200ºC y las cocinaremos durante 35 minutos. Pondremos la bandeja en el horno a una altura, un poco por encima de la mitad para que se doren.

Mientras, haremos la salsa. Para ello mezclaremos en un cacillo: 100ml de vinagre de manzana, 145gr de ketchup, 5 cucharadas de azúcar, 2 cucharadas de pimentón, 1 cucharadita rasa de guindilla, 6 cucharadas de salsa de soja. También le añadiremos el jugo de carne reservado, aproximadamente 75 o 100 ml, según lo que hayamos conseguido. Removeremos y lo cocinaremos a fuego suave.

Es importante remover a menudo para evitar que se pegue. Pretendemos que la salsa espese un poco.

Serviremos el trozo de costilla en el plato, cubriremos de salsa y a comer. Podemos comerlas con los dedos o desmenuzarlas y llenar un bollito de pan.

Nos quedará una carne tierna y con todo el sabor con la que chuparse los dedos, como para no disfrutar…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s