Tarta dos texturas de chocolate con almendras (Apto para diabéticos)

Ingredientes para el bizcocho:
3 Huevos tamaño L (213g aprox.)
158g Harina
171g Xilitol
Ralladura de 1 Limón
9g Levadura química
158g Aceite de Oliva Virgen Extra

Ingredientes para la crema:
1 Sobre de flan Potax
500 ml Leche entera
3 Cucharaditas de Cacao puro (polvo)
8 Cucharaditas de Xilitol
1 Cucharadita de Esencia de Vainilla

Ingredientes para la cobertura:
60 g Chocolate (50% Cacao) con almendras
30 ml Leche

Indispensable: Cuchara de silicona

Preparación:
El peso de los huevos es sin la cáscara. Yo suelo pesarlos para evitar desajustes y conseguir siempre el mismo resultado.

Comenzaremos con el bizcocho. Para ello separaremos claras y yemas en dos boles. Batiremos las yemas con el xilitol hasta que tomen un color blanquecino. Le añadiremos ralladura de limón e incorporaremos el aceite, poco a poco, mientras batimos. Reservaremos.

Montaremos las claras con una pizca de sal, estarán en su punto cuando al ponerlas boca abajo no caigan. Las iremos incorporando al bol de las yemas con movimientos envolventes alternando 1 cucharada de harina y 1 cucharada de las claras montadas. Lo verteremos en un molde de silicona cuadrado de unos 22-24 cm.

Precalentaremos el horno 10 minutos durante 180ºC.

Bajaremos la temperatura a 170ºC e introduciremos el molde en el horno, colocando la altura de la bandeja un poco por debajo de la mitad. Lo cocinaremos durante unos 30-35 minutos.

Para comprobar si está hecho pincharemos en el centro con una aguja de punto que debe salir limpia. Dejaremos enfriar sobre una rejilla antes de desmoldar. Con el bizcocho ya frío desmoldaremos y lo cortaremos en dos horizontalmente. Reservaremos.

Para la crema calentaremos en un cacillo a fuego medio 350ml de leche.

Mientras disolveremos el sobre de flan en los 150 ml restantes junto con el cacao, la esencia de vainilla y el xilitol.

Cuando la leche humee verteremos sobre ella la disolución del flan «sin dejar de remover», sobre todo el fondo del cacillo para evitar que se agarre. Bajaremos un poco el fuego y seguiremos removiendo despacio.

El flan irá espesando poco a poco. Lo mantendremos en el fuego hasta que al levantar la cuchara, la gota no caiga. Verteremos en un bol y lo taparemos con papel film «resistente al calor» (apto para microondas) ya que lo pondremos en contacto con la superficie de la crema para que no crie costra en la misma. Dejaremos que pierda calor a temperatura ambiente para poder montar el pastel.

Reservaremos una pequeña parte de la crema para cubrir el canto o perfil del pastel.

En un plato pondremos uno de los trozos del bizcocho, encima pondremos cucharadas de la crema que iremos aplanando con una lengua de silicona o con un cuchillo de filo liso. Pretendemos un grosor aproximado de unos 2 cm.

Pondremos encima de la crema «con cuidado» la segunda capa de bizcocho. Revisaremos que el relleno llegue bien a los bordes del pastel y con la pequeña parte de crema que habíamos reservado, le daremos una capa alrededor. Cubriremos el bizcocho como en la foto, salvo la zona de arriba.

Para la cobertura de la zona de arriba, pondremos en un bol el chocolate con almendras ya troceado junto con la leche. Para derretirlo lo calentaremos en el microondas 40 segundos a 600w. Removeremos unos segundos comprobando como va quedando. Si hiciera falta lo calentaremos de nuevo en tiempos cortos de 20-30 segundos hasta que esté totalmente derretido. Removeremos de nuevo hasta que la mezcla se atempere cogiendo un poco de brillo.

Ahora lo verteremos sobre el bizcocho de arriba y lo extenderemos aplanando y cubriendo toda la superficie. Decoraremos con chocolate blanco rallado con el pela-patatas y unas almendras naturales con piel como en la foto.

Introduciremos el pastel en el frigorífico. Dejaremos que se enfríe y tome cuerpo durante unas horas.

Listo y a comer.

Nota:
Si queremos hacer este dulce con azúcar las cantidades serían las mismas que las usadas para el Xilitol.

La crema que utilizamos para el relleno le dará una ligera humedad al bizcocho evitando que se endurezca. Las dos clases de chocolate que hemos usado y sus texturas ayudan a enriquecer nuestro pastel. Vamos que no habrá quien se lo salte y además se le escape algún halago mientras lo paladea.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s