Curry de salmón

Ingredientes:
600 g de Salmón
1 Cebolla grande
2 Ajos
1 Cucharadita de Jengibre seco
2 Cucharaditas de Comino molido
1 Cucharadita de Cilantro molido
1/2 Cucharadita de Cúrcuma
200 ml de Leche de coco
Guindilla molida
Pimienta negra molida
1 Cucharada de Vinagre de vino blanco
50 ml de Agua
Sal
Aceite de Oliva Virgen Extra

Preparación:
Si es posible nos interesa que el corte sea en forma de filete, ya que al cocinarlo nos quedará mucho más jugoso. El filete lo cortaremos en trozos de unos 5 cm de ancho para facilitarnos el asado. Necesitaremos 4 trozos, uno por persona.

Yo suelo comprar medio salmón, que siempre sale más económico. El salmón que no usemos lo congelaremos para otra ocasión. Aguanta perfectamente la congelación y al descongelarlo queda como recién comprado.

Comenzaremos aliñando el salmón. Para ello cogeremos una bolsa de congelación en la que echaremos la marinada:
1 cucharadita de comino, 1/2 cucharadita de cúrcuma, 1 cucharada de Aceite y 1 cucharada de vinagre. Removeremos la mezcla e introduciremos el salmón en ella, removiendo de nuevo para que se impregne. Cerraremos la bolsa con el salmón dentro y lo dejaremos reposar en el frigorífico.

Para la salsa pelaremos la cebolla y la picaremos pequeñita. Reservaremos.

Pelaremos y picaremos los ajos. En una olla con un poco de aceite los doraremos ligeramente. Le añadiremos la cebolla picada junto con 1 cucharadita de jengibre, un toque de pimienta negra molida, un poco más de aceite y sal. La saltearemos a fuego medio-alto hasta que se dore ligeramente.

Añadiremos la leche de coco y 1 cucharadita de comino. Trituraremos y la devolveremos a la olla. Le echaremos también 1 cucharadita de cilantro, 1/2 cucharadita de cúrcuma, pizca de guindilla molida y 50 ml de agua. Lo seguiremos cocinando 6 minutos más a fuego medio.

No os olvidéis de remover de vez en cuando para evitar que se agarre. Apartaremos tras la cocción.

Para asar el salmón untaremos una sartén de aceite y la pondremos a fuego medio-alto. Comenzaremos el asado por el lado de la piel. Cuando esté bien churruscadita le daremos la vuelta para hacer el otro lado. Quitaremos la piel y la desecharemos.

Para finalizar pondremos en el fondo del plato unas cucharadas de salsa y encima colocaremos el salmón asado. Listo y a disfrutar.

Nuestra salsa es un sencillo curry con un resultado de los que dejan huella. Nos será muy útil para hacerlo con todo tipo de pescados o incluso con unas gambas. Nos quedará muy rico.

También podremos complementarlo con un arroz cocido y salteado con un poco de aceite.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s