Magdalenas de arándanos (sin azúcar)

Ingredientes:
4 Huevos “ L“ (237g aprox.)
190 g de Azúcar de Abedul (Xilitol)
178 g de Harina
9 g de Levadura química
Pizca de sal
Ralladura de 1 hermoso limón
75 g de Arándanos frescos
178 g de Aceite de Oliva Virgen Extra

Preparación:
Separaremos las yemas en un bol y reservaremos las claras en otro. 

Añadiremos el azúcar y la ralladura de limón a las yemas. Las batiremos hasta que tomen un color blanquecino. Después incorporaremos el aceite poco a poco mientras batimos a velocidad baja. Reservaremos.

Pesaremos la harina y la mezclaremos con la levadura. La tamizaremos con un colador para evitar grumos. Reservaremos.

Ahora montaremos las claras con una pizca de sal hasta que al ponerlas boca abajo no caigan.

Retomaremos el bol de las yemas. Echaremos 3 – 4 cucharadas de harina y removeremos hasta que la mezcla sea homogénea. A partir de aquí iremos añadiendo poco a poco la harina y las claras equitativamente hasta que las hallamos incorporado ambas. Haremos la mezcla con movimientos envolventes, desde fuera hacia dentro, para conservar el aire que contienen las claras.

Ahora cogeremos un molde. Si es de silicona no necesitará que lo engrasemos. Si es de  cualquier otro material le pondremos papel de horno para facilitarnos el desmoldarlo después. 

Llenaremos  ⅔ partes del molde con la mezcla. A continuación pondremos los arándanos, sin amontonar y sin pasarnos con la cantidad. Los arándanos se sumergirán por su propio peso hasta quedar cubiertos.

Tenemos que tener en cuenta que el arándano dará humedad a la masa y si nos pasamos de cantidad tardará en hacerse más tiempo del indicado.

Pondremos el horno a 180ºC para precalentarlo 10 minutos. Transcurrido el tiempo lo bajaremos a 170ºC e introduciremos nuestro molde con la mezcla. Lo dejaremos cocinar unos 25 minutos aproximadamente.

Dejaremos enfriar del todo sobre una rejilla, fuera del horno, antes de desmoldar. 

Con esta receta podremos hacer igualmente magdalenas individuales o un bizcocho (tamaño grande).

Nota:
– Si decidimos usar azúcar, las cantidades son las mismas que las de xilitol.
– Si los limones que usemos son de textura rugosa le dará a nuestra magdalena una fragancia y sabor de los que dejan huella.

Los arándanos al cocinarse le darán humedad a nuestra magdalena, por eso es importante dejarla enfriar antes de desmoldar «con cuidado» para evitar que se rompa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s