Cerdo asado (Pulled pork)

pulled-pork

Ingredientes:
1,5 Kg de cabeza de lomo (cerdo)
2 cucharadas de Cebolla deshidratada
2 cucharadas de Pimentón ahumado
1 cucharada rasa de Ajo seco molido
3 cucharadas rasa de Azúcar moreno
6 cucharadas de Vino blanco
2 cucharaditas de Comino
1 cucharadita de Mostaza (de perrito)
1 cucharadita rasa de Chile seco molido
1 cucharadita de Pimienta negra molida
1 cucharadita de Sal

Para la salsa:
Daremos los ingredientes dentro de la elaboración de la receta.

Preparación:
Comenzaremos cortando la carne en dos trozos. Reservaremos.

Pondremos todos los ingredientes en un bol. Removeremos hasta crear una pasta y con ella untaremos toda la carne.
A continuación liaremos cada trozo de carne con film y los dejaremos reposar toda la noche en el frigorífico.

Al día siguiente quitaremos el film, escurriremos la carne y la asaremos a fuego medio-alto por todas las caras. Con ello conseguiremos sellarla mientras gana en sabor.

A continuación la liaremos cada trozo de carne en papel aluminio 2 veces. Debe quedar bien liada, lo suficientemente hermética para el siguiente paso.

Cogeremos la olla rápida, echaremos un poco de agua y pondremos los dos trozos de carne que habíamos empaquetado en aluminio. Cubriremos de agua y cerraremos la olla para ponerla al fuego. Cuando suba el pitorro, la dejaremos cocinar 50 minutos.

Mientras haremos la salsa. Para ello cogeremos una ollita en la que pondremos:
– 180ml de Vinagre de manzana
– 120ml de Ketchup
– 5 cucharadas rasas de Azúcar moreno
– 2 cucharaditas de Pimentón ahumado
– 1 cucharadita de Chili seco molido

Batiremos la mezcla hasta que el azúcar se disuelva. La pondremos a fuego medio y la dejaremos hervir hasta que espese un poco.

Retomaremos nuestra carne. Tras la cocción, la sacaremos con cuidado del agua y sin quitarle el envoltorio, la dejaremos templar en un plato.

Con la carne ya templada, le quitaremos el envoltorio. El jugo que suelte lo dejaremos caer en un bol, donde también desmenuzaremos nuestra carne con las manos.

Ahora verteremos por encima la mitad de la salsa y removeremos la carne para que la absorba, quedando más jugosa y con todo el sabor. El resto de la salsa la pondremos en un bol pequeño.

Ya sólo nos queda poner nuestra maravillosa carne en un pollito, de esos tiernecitos que agradecen este relleno.

Si hacemos una buena cantidad de carne podremos congelarla y tener reservas para otro ocasión.

Esta receta da un resultado tan bueno que te la pedirán cada vez que haya reunión familiar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s